Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 17, 2011

Colgajo tarsoconjuntival para cubrir exposición de implante orbitario

Reparación de laceración de vía lagrimal

La via lagrimal empieza en los puntos lagrimales, superior e inferior, que se continúan con los canalículos lagrimales, que son unos  conductos de un diámetro aproximado de 0.5 a 1 mm. Su primera porción, de unos 2mm es vertical y la segunda es oblícua, de unos 8 a 10 mm,  finalizando en el canalículo común o entrando directamente al saco lagrimal.
La laceración del canalículo puede deberse por trauma directo o indirecto. En el primer caso, se suele deber a objetos afilados, como botellas de vidrio, colgadores de ropa, mordedura de perro o uñas. En el caso de un trauma indirecto, se relaciona a caídas, accidentes de tránsito o golpes con un objeto romo. Es frecuente encontrar compromiso de la vía lagrimal en niños pequeños con heridas palpebrales relacionadas a mordedura de perro, y en todos los casos, es más frecuente la lesión del canalículo inferior.
La reparación del canalículo de realiza idealmente bajo anestesia general. El principio es encontrar el extremo distal del canalículo s…